viernes, 2 de diciembre de 2011

Dieta ‘raw’ y cura de diabetes, entrevista con el Dr. Cousens


Aviso: "El vídeo tardara un poco dependiendo de la conexión"

Hace algunas semanas estuvo en Argentina el Dr. Gabriel Cousens, un médico, psiquiatra y terapeuta familiar estadounidense que se ha especializado en el tema de cómo una alimentación viva (cruda) y sin productos animales puede curar enfermedades como la diabetes y la depresión, y mejorar la calidad de vida en general. Si uno todavía no quiere reducir su consumo de carne por razones de maltrato animal o ambientales, vale la pena al menos considerarlo por cuestiones de salud. En este sentido, es interesante escuchar lo que el Dr. Cousens tiene para decir, y al menos, como él propone, probar una dieta sin productos animales para ver el efecto que tiene en nuestro cuerpo.

Quién es el Dr. Gabriel Cousens
El Dr. Cousens estudio medicina en forma tradicional, pero pronto descubrió algo simple y esencial: la cura de enfermedades no tiene que ver sólo con medicamentos, sino también con cambiar hábitos, observando todo el panorama.


“En mi tercer año como estudiante de la Escuela de Medicina de la Universidad de Columbia resolví cinco casos incurables de personas con problemas emocionales que lo mostraban de forma psicosomática. Esto me hizo dar cuenta de que la mente afecta al cuerpo”, explicó. “Luego, estudié psiquiatría y terapia familiar, y entendí que el cuerpo que no es saludable afecta a la mente: es un efecto que trabaja en dos direcciones”.

Counsens fundó el Centro de Rejuvenecimiento Arbol de la Vida: un centro de recuperación en Arizona donde se tratan enfermedades por medio de dietas ‘vivas’ y suplementos dietarios. Su séptimo libro se llama Existe una cura para la diabetes y es fruto del trabajo realizado en dicho centro, en relación a una enfermedad en particular: la diabetes. Cousens sostiene que el tipo 2 de esta enfermedad puede ser curada con un programa de desintoxicación de tres semanas.

Cousens visitó la Argentina para participar de una serie de eventos organizados por Organicoopers, y TuVerde.com lo entrevistó. Abajo les dejamos la conversación que tuvimos con él, además de una nueva edición de TuVerdeTV con algunos fragmentos del encuentro.

Entrevista con Gabriel Cousens

TuVerde (TV): Usted pasó de la medicina tradicional a la holística, ¿pero cómo es que el tema de la comida cruda entra en su práctica y tratamientos?
Gabriel Cousens (GC): Investigaciones del Doctor Stephen Spindler en 2001 (efectuada sobre ratones) mostraron que una restricción calórica de 40% en las dietas, aumentan los genes anti-cancerígenos y anti-envejecimiento. (N. de la R: existen muchos estudios que relacionan la restricción calórica con la longevidad, para ver ir a Calorie Restriction Society). Al cocinar la comida, se pierde un 50% de proteínas, un 70-80% de vitaminas y minerales, y un 95% de nutrientes esenciales. Así es que ingiriendo comida viva, se puede comer la mitad de las calorías y activar los genes anti- envejecimiento. A nivel espiritual, al comer alimentos crudos se está ingiriendo directamente la energía de la Tierra. Al cocinar la comida se pierde esta energía, y cuando se come carne, la vaca es la que tuvo la energía, pero no la obtendrá el que la ingiere. Comer alimentos vivos te conecta con la vida del planeta.

TV: ¿Cuáles serían para usted las desventajas de comer alimentos de origen animal?
GC: Con respecto a la salud, aquellos que comen carne tienen 4 veces más cáncer de mama, 3,6 veces más cáncer de próstata, 4 veces más diabetes, y una mayor cantidad de enfermedades crónicas en general. Sólo tomando leche, se triplica la posibilidad de padecer leucemia. En una investigación llamada The China Study se detectó que cuanta mayor cantidad de carne se coma, mayores serán las enfermedades que se padecerán, mientras que cuanto mayor sea la cantidad de comida del reino vegetal que se ingiera, las enfermedades decrecerán. Es un hecho que está comprobado científicamente; las proteínas de la carne producen cáncer.

Con respecto a la diabetes, su mayor causa es el azúcar, pero sabemos que en aquellas dietas en las cuales se incluyen carne roja, pescado y pollo, se producen 4 veces más diabetes porque se crea resistencia a la insulina, lo cual recibe el nombre de pre-diabetes. Entonces, existen todas estas conexiones reales. Pero esto es sólo un aspecto del problema. Existen otros puntos como la crueldad ejercida sobre los animales, el hambre en el mundo o las repercusiones ambientales.



“Se puede ser totalmente sano con una dieta en base a vegetales, de hecho, se puede estar más sano y fuerte: cuando tenía 20 años y jugaba fútbol americano, podía hacer 70 flexiones; a los 60, habiendo llevado durante 25 años una dieta basada en alimentos vivos, puedo hacer 600 flexiones. Se tiene más energía, un 1/10 de posibilidades de padecer enfermedades cardíacas y un 1/4 de diabetes”

TV: ¿Por qué el ser ovo-lacto vegetariano no es lo suficiente?
GC: Como decía, el consumo de lácteos genera 3 veces más posibilidades de padecer leucemia, y no sabemos por qué, pero también 10 veces más cáncer de pulmón. Aparentemente, la principal proteína de los lácteos activa el cáncer. Los huevos poseen virus y bacterias que son luego trasmitidos a los humanos, y las mujeres que consumen uno a la semana tienen el doble de posibilidad de padecer cáncer de ovarios.

Se puede ser totalmente sano con una dieta en base a vegetales, de hecho, se puede estar más sano y fuerte: cuando tenía 20 años y jugaba fútbol americano, podía hacer 70 flexiones; a los 60 años, habiendo llevado durante 25 años una dieta basada en alimentos vivos, puedo hacer 600 flexiones. Se tiene más energía, un 1/10 de posibilidades de padecer enfermedades cardíacas y un ¼ de diabetes, y así sucesivamente.

Además, consumiendo alimentos vivos se tiene más energía sexual, no se necesita recurrir al Viagra (risas), debido a la ausencia de enfermedades cardíacas obstruyendo las arterias. Con los alimentos vivos la circulación es buena, por lo que la energía sexual trabaja mucho mejor.

TV: Con respecto a su trabajo sobre la diabetes, ¿cómo relaciona tan estrechamente esta enfermedad con los alimentos crudos y por qué afirma que puede ser curada con dicha dieta?
GC: El primer registro sobre la cura de la diabetes con alimentos vivos fue de Max Gerson, quien curó en la década del 20 a Albert Schweitzer por medio de aquellos. No obstante, hemos refinado esto, sistematizándolo.

En la escuela de medicina se considera a la diabetes incurable porque con la manera tradicional de tratarla lo es: consumiendo carne, azúcar y demás. Pero desde nuestro enfoque es curable: en tres semanas, el 53% de quienes sufren de diabetes tipo 2 dejan sus medicamentos y son curados. En los casos de diabetes tipo 1, es un 30% el que abandona sus medicamentos y es curado. Funciona porque los genes anti-envejecimiento son estimulados, y la diabetes lo que hace es acelerar el proceso de envejecimiento.

¿Por qué es importante el tema de la diabetes en este momento?
Porque actualmente es una epidemia: son 246 millones de personas las que padecen de esta enfermedad, y cada 10 segundos una de ellas muere. En América Latina, los niveles de diabetes se han disparado aceleradamente.

TV: Usted también estudió la conexión existente entre la alimentación y la depresión ¿Por qué unió ambos factores?
GC: Como mencionaba antes, como psiquiatra noté que si el cuerpo no está sano, la mente no funciona bien. Particularmente con los niveles de azúcar en sangre: al tratar la depresión, vimos que estabilizando los niveles de azúcar en sangre, la mente comienza a funcionar correctamente, mientras que en los casos en los que aquellos niveles crecen y decrecen, ciertos puntos del cerebro se desorganizan.

Tenemos un libro titulado Libre de depresión de por vida, en el que desarrollamos un programa que logró curar, prescindiendo del uso de medicamentos, al 90% de las personas con depresión en nuestro centro de salud. Una parte del tratamiento es la dieta: cuando esta incluye 80% de alimentos vivos, todos los neurotransmisores se ven beneficiados. Además, usamos suplementos para llevar a cabos diversos sistemas, de la mano de todo un cambio global en la forma de vida.

Asimismo, la depresión aumenta la cantidad de diabetes y afecciones cardíacas: si se padece una depresión grave, existe desde un 60 hasta un 80% de posibilidades de desarrollar diabetes al año siguiente, y cuatro veces más de probabilidades de sufrir problemas cardíacos. Al mismo tiempo, aquel que padece de diabetes es más propenso a sufrir de depresión.

(La mejor forma de cambiar es) yendo despacio y dejando que tu entorno te acompañe. Se debe cambiar de a poco la forma en que se preparan los alimentos, no hay que ser extremista. Comienza con un 80% de alimentos vivos y deja que los que te rodean se acostumbren a ello. Cuando salgas, elije un lugar en el que puedas pedir una ensalada; cuando asistas a una reunión, lleva un poco de comida extra, y las personas se van a interesar. La idea es que todos conozcan tu mundo, en lugar de permanecer separado. Esto puede unir a las personas si no lo convertís en un regodeo ególatra.

TV: ¿Cree que todos deberían volcarse al veganismo? ¿Es algo para todos?
GC: Sí. En cuarenta años sólo me topé con una excepción: una mujer que vivía cerca del círculo ártico; debía consumir pescado una vez por semana. Pero fue sólo un caso. El restante 99% de las personas puede realizar la transición fácilmente en uno o dos años. Sin embargo, existen diversas constituciones (algunas personas necesitan de una mayor cantidad de proteínas, otras de menos), por lo que se debe hacer de forma cuidadosa: los alimentos vivos son como un combustible para jets, por lo que se debe acudir a la escuela de pilotos (risas). Además, existen ciertas diferencias, tanto si se es consumidor de carne o no. Es por esta razón que recomendamos ingerir un suplemento B12.

TV: ¿Cómo hacer para poder seguir una dieta de este tipo sin perderse de reuniones sociales con amigos o la familia?
GC: Yendo despacio y dejando que tu entorno te acompañe. Se debe cambiar de a poco la forma en que se preparan los alimentos, no hay que ser extremista. Comienza con un 80% de alimentos vivos y deja que los que te rodean se acostumbren a ello. Eso funciona y es suficiente. Cuando salgas, elije un lugar en el que puedas pedir una ensalada; cuando asistas a una reunión, lleva un poco de comida extra, y las personas se van a interesar. La idea es que todos conozcan tu mundo, en lugar de permanecer separado. Esto puede unir a las personas si no lo convertís en un regodeo ególatra.

TV: ¿Qué le dirías a aquellos que están considerando emprender este tipo de alimentación pero no están del todo convencidos aún?
GC: Que traten de hacerlo durante cuatro meses y de a poco. En primer lugar, se debe dejar la carne, luego el pollo, el pescado, posteriormente los lácteos y los huevos, pero siempre dejando de a un alimento por vez: la carne es adictiva porque estimula las endorfinas: incluso animales que son naturalmente vegetarianos pueden volverse adictos a la carne. Hay cuestiones emocionales que se deben tener en cuenta, porque estamos acostumbrados a tapar nuestras emociones con comida: “estoy triste, voy a comer algo” “Festejemos!, voy a comer algo”. Entonces, cuando se cambia a una dieta en base a alimentos vivos, algunas emociones pueden aflorar. Por lo que, si se lleva a cabo de a poco, menos cosas aparecerán de golpe, y será posible manejarlo. Si se sufre de diabetes, afecciones cardíacas, cáncer, se debe cambiar ya. Por lo demás, es mejor hacerlo gradualmente.

El libro Hay una cura para la diabetes será presentado en español durante la próxima feria del libro de Buenos Aires.   Más sobre el Dr. Cousens: GabrielCousens.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario